Buscar

La industria gráfica 4.0 y sus desafíos



El periodo de confinamiento de prácticamente todas las comunidades mundiales debido a la pandemia de la covid-19, obligó a implementar trabajos en casa (home office), estudios a distancia (EAD) a solicitar servicios de entrega y otros, que permitieron realizar estas tareas sin necesidad de contacto físico y manteniendo el distanciamiento social para evitar los contagios durante la pandemia. Todo esto demostró la importancia de los sistemas digitales cuando están conectados en red, porque fue, a causa de la misma pandemia, que existió la posibilidad de realización de todas las actividades antes mencionadas. La tecnología, además de demostrar su relevancia, sufrió un impulso para perfeccionarse en un corto periodo de tiempo, lo que también permitirá la aceleración de la implantación de la tecnología 4.0, que posibilitará el ingreso definitivo de la industria gráfica en este formato.

El concepto de “cuarta revolución industrial” nace en el año 2011 en Alemania, donde conforme a Bettel * la define en el año 2014 como: “La industria 4.0 es un nuevo paradigma industrial, basado en la producción individualizada, integración horizontal en redes e integración digital de la cadena de producción”. En la definición de Lee ** (2015), “El concepto principal de la tecnología 4.0, es el Sistema Ciber-Físico (SCF), que se define como la combinación de sistemas físicos y cibernéticos , es decir, ellos actúan como si fuesen uno solo, en una combinación perfecta lo que acontece en lo físico, tiene efectos en lo virtual y viceversa”.

Los beneficios para las empresas son la rápida habilitación de los sistemas en los procesos productivos, mayor flexibilidad, aumento de eficiencia, mejoría en la calidad de los productos y eliminación de costos, entre otros.

La industria 4.0 tiene como fundación nueve pilares o tecnologías habilitadoras que ya existen como productos independientes en el mercado. Lo que este nuevo concepto de industria realizará es integrar estos pilares, optimizando el flujo de producción para conseguir eficiencia, lo que provocará cambios en las tradicionales relaciones de producción entre proveedores, productores y clientes. Los nueve pilares son constituidos por: el Big Data Analítico, la Nube. Simulación, Integración Vertical y Horizontal, Internet Industrial de las Cosas, Robots, Fabricación Aditiva, Realidad aumentada y la Ciber seguridad.

Los desafíos en la implantación de la cuarta revolución industrial, están directamente relacionados a las inversiones, situación que queda aún más compleja en un escenario de bajo crecimiento económico que afecta América Latina en los últimos años. Obviamente la situación pos-pandemia es aún más dramática.

También existe la situación de infraestructura, en que, para que exista una armonía en el funcionamiento de los nueve pilares, será necesaria una infraestructura de comunicación que de preferencia a los datos con una mayor velocidad, respuesta en tiempo real y conectividad. Quién llega para asumir este importante papel dentro de esta nueva revolución industrial, es la tecnología 5G. Aquí el papel de los gobiernos es de enorme importancia, considerando que la tecnología móvil 5G transmite con una mayor frecuencia, pero con un alcance menor, para lo cual será necesario la instalación de una mayor cantidad de antenas para asegurar su funcionamiento. En la actualidad algunos gobiernos de la región ya se movilizan con gestiones para la implantación de este sistema de tecnología móvil en sus respectivos países, lo que estimulará con un gran salto tecnológico la eficiencia de la industria 4.0.

Históricamente toda revolución en la industria, provocó un impacto en la vida de las personas, en la economía y principalmente en el empleo. En esta cuarta revolución industrial sucederá exactamente lo mismo, porque ella necesitará de trabajadores altamente especializados. Queda evidente entonces que trabajadores sin calificación quedarán al margen de nuevas posiciones dentro de la organización, ya que gran parte de las actividades ligadas a trabajos menores, sin exigencias de conocimientos específicos, serán eliminadas o substituidas por alguno de los nueve pilares de la industria 4.0, es decir por la robótica, la integración de sistemas, u otros. Información, capacitación, cursos específicos y cualquier medio de obtener conocimientos sobre esta nueva revolución industrial son esenciales para ser parte de ella y esto es responsabilidad de los empresarios así como también de los propios trabajadores.

Otro desafío es la demanda. Los hábitos y necesidades del consumo ya venían cambiando hace un tiempo pero con la pandemia de la covid-19 este cambio fue aún más drástico. Desde el rechazo de los consumidores al plástico como es el caso de embalajes de alimentos enviados vía delivery, hasta el incremento del consumo de libro impreso, y aún el aumento de confianza del consumidor con productos que tengan menor manipulación humana. Los fabricantes de equipos para la industria gráfica están sientes de esta nueva realidad, y ya presentan soluciones que consideran estas demandas, utilizando como factor común la industria 4.0, como fue demostrado en la Drupa Virtual y en la ExpoPrint 2022 realizada en la Ciudad de São Paulo en Brasil. Entender lo que tal demanda exige, es una obligación de sobrevivencia para el empresario del sector gráfico.

Finalmente una de las grandes dudas en la implantación de la industria 4.0, es la definición del retorno sobre la inversión. Un estudio realizado por el Ministerio de Economía, en conjunto con el gobierno del Estado de São Paulo en Brasil, presentado en Enero del 2020 en el fórum Económico Mundial en Ginebra, Suiza, manifestaba que: “los desafíos apuntan para asuntos financieros identificados en la falta de recursos propios de los empresarios de pequeñas y medias empresas, la necesidad de líneas de financiamiento, y en la dificultad de obtener un retorno sobre la inversión en tecnologías 4.0, atractivas cuando comparadas con otros proyectos”. En el actual ambiente de incertidumbre, las inversiones deben ser condicionadas a profundos estudios de viabilidad económica que consideran las exigencias de la demanda, la situación actual de la organización y de las necesidades de conocimiento de los recursos humanos, de las soluciones que ofrecen los proveedores de equipos, de mucha información sobre esta revolución industrial y también de asesorías especializadas, que tengan acceso a estos conocimientos específicos del mercado de la industria gráfica.

La industria gráfica 4.0 ya está entre nosotros. La estrategia básica es conocerla y domesticarla, para que así, después, ella acabe trabajando en nuestro favor.


*Co-autor del artículo “How virtualization, decentralization and network building change the manufacturing landscape”.

**Autor del artículo “A cyber-physical systems architecture for industry 4.0-based manufacturing systems”


JORGE MALDONADO

Economista con especialización en tecnología gráfica

Director de ExpoPrint & CoverExpo Latina América 2022

Director de Afeigraf, (Asociación de proveedores de máquinas e insumos para la industria gráfica brasilera).

Director de Aeprotec, Empresa de produtos e serviços em completa harmonia com os novos tempos São Paulo_Brasil www.aeprotec1.com


50 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo